Uso y estudios

>Estrategias que le Ayudan a Promover la Salud y la Flexibilidad de sus Articulaciones

Todos nos damos cuenta que para poder disfrutar de las cosas buenas de la vida necesitamos unas articulaciones sanas y flexibles. Estas hacen que su vida sea más divertida para jugar con sus amigos  o salir a caminar con su pareja.

Millones de personas de todas las edades necesitan utilizar complementos que les ayuden a promover la flexibilidad de las articulaciones, así que… ¿Qué acciones me ayudarian a mantener sus articulaciones sanas y flexibles?

1.- Hacer ejercicio. Existe una leyenda urbana muy común que dice que el ejercicio es malo para las articulaciones, pero, en realidad, la mayoría de la gente no aprecia lo poderoso que puede ser el ejercicio para ayudar al funcionamiento de las articulaciones. El ejercicio de bajo impacto es benéfico para las articulaciones, y también para el sistema cardiovascular, pulmonar y otros sistemas de su organismo.
El hecho de que con el ejercicio promedio puede desgastar sus rodillas es solo un mito. De hecho, la inactividad hace sus músculos más débiles y eso hace trabajar más a las articulaciones.
Sin embargo, una advertencia antes de empezar, si usted es una persona que no hace ejercicio regularmente entonces es importante comenzar poco a poco hasta que alcance niveles de actividad más elevados, de lo contrario aumentará el riesgo de una lesión y eso lo hará que retroceda.
Si el ejercicio típico no es fácil para usted, intente otras alternativas como caminar, yoga y tai chi… a pesar de que son de muy bajo impacto, ofrecen muchos beneficios saludables.

2.- Llegue a su peso ideal. Esto le ayudara a mejorar su funcionamiento bio-mecánica.

Uno de los increíbles beneficios del ejercicio es la capacidad que tiene para ayudarle a alcanzar y mantener su peso ideal, lo que es muy benéfico para sus articulaciones.
Las personas con sobrepeso u obesas comprometen más la comodidad de sus articulaciones que las personas que mantienen su peso ideal. Cada kilogramo extra de grasa corporal aumenta la carga de compresión sobre la rodilla en aproximadamente 4 kilogramos.
Al final es un círculo virtuoso, la pérdida de peso reduce la carga sobre las articulaciones y facilita el ejercicio, y el ejercicio ayuda a perder peso y ayuda a la salud de las articulaciones.

3. Coma alimentos de mejor calidad.
Elimine los alimentos con azucares, carbohidratos y almidones de su dieta. Y, definitivamente, deje de beber bebidas con gas. El daño que causan estas sustancias en su cuerpo está muy bien documentado.

4.- Optimice sus niveles de vitamina D.
La vitamina D también ayuda a tener una respuesta inmune saludable. Por favor tome en cuenta que durante las temporadas de otoño, invierno y a principios de la primavera los niveles de vitamina D pueden caer precipitadamente. Si sus niveles caen, su organismo automáticamente renuncia a la ayuda que esta vitamina ofrece a sus articulaciones y a todo su cuerpo.
Ingiera muchos ácidos grasos de omega-3 ya que el omega-3 apoya a la salud de las articulaciones.

Si usted ya está practicando las estrategias anteriores, y todavía necesita ayuda adicional para sus articulaciones, considere el uso de un suplemente “específico para las articulaciones”.

>Asociación entre el uso de condroitín sulfato (Sulfato de Condroitina) y el riesgo de artroplastia total de rodilla en pacientes con gonartrosis

El Dr. Nigel Arden, profesor de reumatología y director del BioBanco de la Unidad Musculoesquelética de la Universidad de Oxford, presentó los resultados de este nuevo estudio durante el 35º Congreso Nacional de la SEMERGEN celebrado en Barcelona.

En el Reino Unido 8.5 millones de personas sufren de artrosis, y el 90% de artroplastias de cadera y rodilla realizadas son debidas a esta enfermedad. Según el profesor Arden, la información, el ejercicio y el tratamiento farmacológico son las tres opciones que deberían estar incluidas necesariamente en el tratamiento de la artrosis, con el objetivo de prevenir el avance de la enfermedad.

Para el estudio realizado por la Universidad de Oxford con la colaboración de Bioiberica Farma, se seleccionaron pacientes diagnosticados recientemente con artrosis de la base de datos SIDIAP, a los que se suministró condroitín sulfato durante un mínimo de 6 meses. Se excluyeron del estudio los pacientes diagnosticados con artritis inflamatoria.

Se realizó un análisis observacional de cohortes de 122.633 pacientes, de los que casi 15.000 tomaron condroitín sulfato durante al menos 6 meses.

Además el profesor Arden mostró un análisis detallado en el tiempo en el que se podían observar los índices de necesidad de artroplastia y de confianza del paciente. Dicho seguimiento se hizo durante 6 años.

Como conclusión el profesor Arden destacó que el uso de Condroitín Sulfato durante 6 meses redujo en un 13% el riesgo de artroplastia durante los primeros dos años de observación, mientras que el uso de CS durante 1 año lo redujo en un 23%, unas cifras prometedoras ya que la artrosis es una enfermedad cada vez más frecuente, como lo son las artroplastias.